21 ene. 2014

El Poder y los Dones del Espíritu Santo

 El Poder y los Dones del Espíritu Santo



Extraído del libro: el poder y los dones sobrenaturales del Espíritu santo: cuyo autor es el Profeta de Dios Francisco Antonio Rodríguez Figueroa

El  Poder y los Dones son del  Espíritu Santo, son dados por la obediencia a Dios, y él nos  da estas dadivas al  conocer de la palabra de Dios a través de Jesucristo por las  enseñanzas que nos ha dejado, ese gran legado para vivir una vida llena y plena en comunión con Dios.
Don significa en latín (Donas)  cuyo significado es: dádiva, regalo, obsequio, dones del Espíritu Santo, Gracia otorgada por Dios a los hombres y dirigidas a su perfección.





Los Dones del Espíritu Santo son nueve (9).

Sabiduría,  ciencia, fe, sanidad, milagros, profecía discernimiento de espíritus, hablar en lenguas, interpretar lenguas.
En 1Corintios 12: 4 – 11.

1Co 12:4  Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.
1Co 12:5  Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.
1Co 12:6  Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.
1Co 12:7  Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.
1Co 12:8  Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;
1Co 12:9  a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.
1Co 12:10  A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.
1Co 12:11  Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.



¿Cómo se dividen?

En tres grandes grupos.

Todos los dones del Espíritu Santos le son dados a todos aquellos que obedezcan en Cristo Jesús y lo proclamen como el Señor de Señores.

Los dones sean dividido en tres grupos para mejor entendimiento y asimilación de cada uno según la fe y lo que el Señor le muestra.

Estos son: Don de enseñanza, Don de ministerio, Dones de adoración.



Dones de enseñanza:

Estos son dados para el  crecimiento del ministerio dejado por Jesucristo. Para fortalecimiento de la iglesia cuya cabeza es Cristo y sus miembros somos aquellos que hacemos su labor para ampliar su ministerio, su Reino de Dios aquí en la tierra. 

Estos se subdividen en: Palabra de sabiduría, Palabra de ciencia, Vamos a ver cada uno de ellos para tener una orientación y un fluir en todo nuestro espíritu para realizar lo que Dios nos ha dado por mandato y ha puesto en nuestro corazón.

Palabra de Sabiduría:

Es el conocimiento en lo más profundo de la palabra de Dios para dar una respuesta adecuada a cada situación para ampliar el Reino de Dios y su justicia.

Palabra de ciencia:

Palabra de ciencia o de conocimiento: revela hechos o actos de manera sobrenatural que no se conocerían de otra forma.


Dones de Ministerio

Los dones de ministerio son aquellos que están afianzado por la fe del creyente o por interlocutor quien interviene para dar sanación, milagros y prodigios liberando a las personas  de toda tiniebla y en su lugar dando luz y fuego de Dios estos se subdividen en cuatro para que sean aquellos que obren en esa persona según su fe. Estos dones ministeriales son: Don de fe, Don de sanidad, Don de hacer Milagros, Don de profecía o profetizar.
 Don de fe:

Actúa en conjunto con los dones de Sanidad y de Milagros de forma que se cree con certeza que se harán las cosas.

Don de sanidad:

Una sanación que los médicos digan que no se puede, y si en cambio ocurren. (Cáncer, parálisis, sida, etc.)

Don de hacer milagros:

Es un evento o acción que contradice las Leyes Naturales y por lo tanto solo puede ser posible por la intervención Divina.

Don de Profecía o Profetizar:

No es adivinar el futuro, actúa para declarar lo que Dios quiere decirte algo interesante en tu vida.

El discernimiento de espíritus:

Para discernir si un espíritu es de parte de Dios o del diablo.

Dones de Adoración

Don de Hablar en lenguas:

Hablar en un idioma que de antemano no se sabe, puede ser angelical o un idioma conocido.

Don de interpretar las lenguas:

Entender e Interpretar lo que dice el que habla en lenguas.
Jesucristo  nos  dejó un legado para que ustedes fueran disciplinados con el Señor de Señores.

Al ser  sumisos con él, seriamos premiados con los dones y poderes del Espíritu Santo.
Francisco Antonio Rodriguez Figueroa
Profeta
Más adelante veremos  ¿Cómo nosotros debemos de seguir las Enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo a través  del sometimiento  a Dios?

Esta parte es extraído del Libro: El poder y los dones sobrenaturales del Espíritu santo cuyo autor es el Profeta de Dios, Francisco Antonio Rodríguez Figueroa.

©Copyright Derechos Reservados 2013 GENEX7EMPRESARIAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dios esta contigo en cada momento y te bendice en todo.