20 dic. 2013

A los pies de Cristo 3


A los pies de Cristo 3

Por: Francisco Antonio Rodriguez Figueroa

El señor me ha bendecido en cada momento de mi vida y llevando el evangelio por muchos países para la extensión del reino de Dios y toda la gloria es para Dios.












Hoy en día soy Pastor, profeta, evangelista, Apóstol y maestro a través de la sabiduría, conocimiento y entendimiento de Mi palabra cobijado por la Gracia  del Señor, con la unción del Espíritu Santo.
A los dos meses de estar en la congregación el Señor me dijo: serás Pastor, reunirás a todas mis ovejas y ellas te seguirán porque te daré Dones espirituales, y será tanto la unción que pondré en tu cabeza que aun los Pastores vendrán a ti para pedir sabiduría, y tú les darás en Mi Nombre para que sea Glorificado mi Padre que está en los cielos.

Serás Profeta y hablaras en mi nombre para la gloria y honra, llevaras el mensaje por el mundo, serás proclamado Profeta en las ciudades que te encuentres y derramare toda sabiduría, conocimiento y entendimiento de Mi Palabra para que todo el que te escucha sea bendecido, por tu boca proclamaras Profecía en Mi nombre y todo lo que hables es puesto por Mí  en tu boca para fortalecimiento de toda aquella persona que me clame y te pondré delante de ellos para que  des restitución y  sabiduría.

Serás Evangelista y hablaras en MI Nombre y todos te entenderán lo que yo les quiero decir a través tuyo, me Honraran, Glorificaran y me Alabaran y proclamare sobre toda persona que Yo Soy tu DIOS, quien deben de confiar, derramare sobre ti toda fe, y quitaré toda duda de tu corazón para que de mi parte les des fortalecimiento, para que toda persona sea bendecida con mi sabiduría.


Te he proclamado Apóstol, llevarás mi mensaje a todas partes del mundo, tus manos serán bendecidas para sanar, levantar, liberar, y salvar; expulsaras demonios, serás ungido y te daré la victoria; para que Yo sea Glorificado ya que Soy quien Soy,  tu familia  serán bendecidos y protegidos con mi sangre.

El Señor, esa noche me hablo y a los días  salí para predicar su mensaje; caminando por diferentes ciudades y pueblos.

Después de algún tiempo el Señor me dijo:

Cuando Arribe a cierta ciudad donde hay un gran y caudaloso mar y un puerto yo pondré en tus manos la ayuda que necesites.

Confié en el Señor cuando entre a cierta ciudad el señor me mostró el pueblo a quien Él me había mostrado en sueños y arrodillándome proclame a Dios y ore y le dije a mi Señor: Padre ¿Cuál es tu misión en este pueblo que debo de hacer? y Él me dijo: yo te guiare presta oídos a lo que te voy a decir y diciendo esto me guió a una iglesia que había quedado en maldición y harás lo siguiente reúne a toda la congregación y diles mi Señor me ha enviado a dar frutos de vida para que vivan eternamente.
Francisco Antonio Rodriguez Figueroa
Profeta

©Copyright Derechos Reservados 2013 GENEX7EMPRESARIAL 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dios esta contigo en cada momento y te bendice en todo.