20 dic. 2013

A los pies de Cristo 1


A los pies de Cristo 1

Por: Francisco Antonio Rodriguez Figueroa

Este es mi relato con Cristo Jesús me llamo para servir a la extensión de su Reino, quien desde un principio de mi vida ya Él me había escogido para realizar su obra aquí en la tierra, para llevar su palabra a todas las naciones ya que he sido bendecido para este fin a través de la fe en la que me muevo en ella, y desde lógica con la misericordia y el amor de Dios.








Me incline  a los pies de Cristo cuando estaba en muchos problemas económicos y el Señor me envió a otra ciudad para cuidar una tía que estaba muy enferma que me clamaba a gritos; que me buscaran para que fuese a esa ciudad, no tenía dinero para viajar, pero la persona que me contacto, un familiar de mi tía me regaló para el pasaje a dicha ciudad, estando en esa ciudad todos sabían que arribaba,  me esperaron y me recogieron.

Arribe a la clínica y habían unas personas con mi tía, me tocó esperar que ellas salieran para poder entrar a ver a mi tía; en ese momento entre a su habitación donde se encontraba, según el dictamen médico ella estaba grave y su ilusión era verme; apenas me observo se levantó de la cama y me abrazó; los médicos no se explican tal milagro, solo comprendí; era el Señor Jesucristo que me había usado.

Desde los doce años mis manos sanaban, mi madre si lo sabía, pues, me enviaba a visitar a los familiares y a los vecinos y saben el Señor si lo conocía y me utilizaba para dar bendición, sanación, liberación y realizar en su Nombre; milagros y prodigios.

 No lo sabía; hoy en día sé que el Señor me eligió desde antes de nacer  para hacer su propósito en las vidas de las personas que aceptaran al Señor como su salvador y fui escogido para ser  su siervo, poco tiempo después me lo dijo en sueños.

Desde este instante le narraré mi historia cuando caí a sus pies para gloria honra de Dios.

En ese momento que entre a su habitación en la clínica le dije: Hola Tía, abriendo sus ojos color miel se levantó de la cama, quitándose todos los elementos que le habían colocado para respirar y una dosis de suero, me abrazó y en ese instante mi Tía  fue sanada por el Espíritu Santo, en ese momento el médico entró a la habitación y dice el galeno: ¿Cómo usted está viva? yo, venia hacerle el levantamiento de su cuerpo, pero, veo que está en excelentes condiciones mejor que salud en la que me encuentro, usted está radiante y llena de vida, esto es un milagro de Dios.

©Copyright Derechos Reservados 2013 GENEX7EMPRESARIAL  


Francisco Antonio Rodriguez Figuroa
Profeta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dios esta contigo en cada momento y te bendice en todo.